RESISTENCIA A LA ABRASIÓN (PINTURAS)

 

Según ASTM D-16-93, es la posibilidad de una pintura a estropearse y a mantener su aspecto y estructura original cuando se somete a fricción, raspado o uso.